10 claves para encontrar a un follamig@

Los tiempos cambian, y con ellos, los términos de las relaciones. Ahora somos más directos, y lo que antes se llamaba “amigos con derecho a roce”, ahora se llama directamente “tener un follamig@”. Puede parecer un poco burdo, pero el término oficial de la RAE, el de “amigovio”, se nos queda un poco corto. En cualquier caso, ¿cuáles son las claves para encontrar un buen follamigo y que el asunto triunfe? Aquí te lo contamos.

Sin rodeos

Cuando se trata de buscar un compañero de cama, hay que tener las cosas claras, e ir siempre directamente. Porque como empecemos dando rodeos, lo más probable es que al final haya confusión. Puede que la persona que tenías en tu punto de mira, no estaba preparada para pasar a la acción directamente, o puede que no sea del tipo de persona que puede afrontar de verdad una relación física sin compromiso.

Así que en cuanto veas que hay ciertas posibilidades, deja claro qué es lo que quieres. Puede que él o ella esté abierto a tu propuesta, o es posible que no esté de acuerdo, pero en cualquier caso, habrás dejado las cosas claras y no habrás perdido el tiempo. En estos casos, lo mejor es ser sincero, para no hacer daño a la otra persona.

Y si tienes a cambio una negativa, no hay que tomárselo a mal, sino que hay que comprender que hay personas que no están dispuestas a tener ese tipo de relación, o que simplemente prefieren tener una relación tradicional. Cada persona tiene un estilo de vida, y el respeto mutuo es la clave para llevarse bien con todas ellas. 

tener-un-follamigo-esta-condenado-al-fracaso-asi-lo-afirma-la-ciencia

Nada de romanticismo

Hay que dejar una cosa clara: un follamigo es un compañero sexual, por lo que las citas románticas están más que prohibidas. Es lo mejor, para no entrar en ninguna confusión. Por supuesto, un follamigo es alguien con quien tienes confianza, y aparte de compartir experiencias sexuales, también puede ser tu amigo. Eso sí, dejando claro cuál es vuestra relación y vuestros límites.

Tener un follamigo implica tener un compañero sexual, más o menos estable, pero esto no quiere decir que sea el único, o que seáis exclusivos. Como en toda relación, lo importante es la comunicación. Lo bueno de tener un follamigo es que tienes alguien con cierta confianza, para poder pasar el tiempo de una forma divertida, en la cama, y a vuestro aire. No implica nada más.

Sex_Friends

No hay planes de futuro

No pienses en el futuro, porque nunca sabes lo que nos depara. Puede que conozcas, de repente, al hombre o a la mujer de tu vida, y tu follamigo esté de más, o puede que sea a la otra persona que le pase eso. Las relaciones se suelen enfriar, y si ya no lo pasáis bien juntos, a otra cosa, mariposa.

No tenéis necesidad de regalaros flores, ni de felicitaros porque lleváis un mes saliendo, o dos, o seis. No hay corazones ni cenas de aniversario. Si te parece triste, tal vez tener un amigo con derecho a roce no sea lo tuyo, pero si te parece lo más lógico del mundo, te espera una aventura tras otra, si encuentras a un compañero que te de buenos rollos.

follamigos-manual-uso

La química lo es todo

Efectivamente, la química lo es todo, al menos, en una relación con un follamigo. Es bastante simple: vuestra relación se basa en el sexo, y si en ese apartado, desde el principio, no congeniáis, no hay nada que hacer. Seguro que conoces a alguna pareja que a pesar de estos encontronazos, han seguido con su vida y siguen juntos. Sin embargo, seguramente ellos tendrán más en común, y su relación no se basa tanto en los asuntos de alcoba.

Así que ya sabes, antes de comprar la leche, hay que probarla. Si el resultado es bueno, seguid adelante con vuestra relación informal. Si no, no le llames nunca más, aunque probablemente la otra persona ya haya notado que en ese asunto no había nada de química. Así que, ¿para qué preocuparse en exceso?

jealous-friend

Celos fuera

Una vez más: no sois una pareja, así que no seas celoso o celosa. Si coincides habitualmente con tu follamigo en el centro de trabajo, en la universidad, o porque os movéis por el mismo ambiente, procura dejar tus celos de lado. Los celos, en realidad, son una creación de la sociedad moderna, y están relacionado con un sentimiento de pertenencia.

No os pertenecéis el uno al otro, y si lo habéis hablado, probablemente no seáis exclusivos. Por tanto, deja los celos fuera, porque eso hará que parezca que estáis en una relación, y no es lo que habéis buscado. Y no hay nada peor que un follamigo celoso, porque no estáis en ninguna relación. El pensamiento es el siguiente: “si se pone así de celoso/a cuando no estamos en una relación, ¡imagínate si estuviéramos saliendo juntos!”

coupleinbed

Prohibidos exnovios

A la hora de elegir, por regla general, ellas lo tienen más fácil a la hora de buscar un follamigo que ellos. Esto se debe a que los hombres suelen estar más abiertos a la idea de tener una relación sin ninguna atadura, y son más capaces de dejar apartado el lado emocional de la relación. Aún así, hay una regla básica, y es que no hay que buscar a los follamigos entre el catálogo de exnovios.

Porque si ya habéis tenido antes otro tipo de relación, es difícil dejar atrás esos sentimientos, por muy buenos términos que hayáis tenido al a hora de cortar vuestra relación. Es posible ser amigos después, pero la verdad es que es muy difícil después mantener una relación de follamigo

01_22205802_fdc42a_2423084a

Nada de secretos

Hay algo que es básico en la relación con tu follamigo, y es que no hay nada de secretos. Como ya hemos dicho antes, se deben quedar claros los términos de la relación, y pero no solo eso, sino que también hay que dejar claro si sois exclusivos, o si por el contrario, podéis tener otros amantes. No hay que tomarse las cosas a mal, sin están dichas con total sinceridad.

Si de repente, tú has conocido a una persona, y crees que puede ser algo serio a largo plazo, lo mejor es cortar de raíz la relación con tu follamigo, porque si no, no sería justo para ninguno de los dos. Y lo justo es pedir lo mismo a cambio: total sinceridad cuando se trate de los sentimientos de esa persona con la que compartes ese aspecto de tu vida.

01_21210620_31b8e6_2454532a

Cumplir en la cama

Seamos claros: un follamigo te da la estabilidad de tener relaciones sexuales con una persona de confianza, sin las ataduras emocionales de una relación. Es por eso que tienes que dar lo mejor de ti en la cama, porque no se trata solo de satisfacerte a ti mismo, sino también que él o ella esté satisfecho. Más que nada porque si no es nada satisfactorio para la otra persona, es poco probable que te vuelva a llamar. 

Así que el hecho es simple: ejercítate, para sentirte bien contigo mismo, pero también para poder cumplir y satisfacer a la otra persona. Ponle dedicación y empeño, como al resto de cosas, y la relación será de lo más fructífera para ambos. Por supuesto, estás en tu derecho de pedir lo mismo: en el momento en el que a ti no te repercute placer, no hay más que cortar, y decirlo claramente, para que nadie salga herido.

femrat_me_te_fuqishme_seksuali_1

Más de uno, y de dos

Sí, tienes un follamigo, pero quien dice tener uno, también puede tener dos. Por supuesto, estableciendo esos parámetros con la otra persona, y sin molestase si la otra persona también tiene otros contactos. Esto puede ser bueno, más que nada porque así, la otra persona se sentirá más aliviado: si tienes a más compañeros de cama, no sentirá la presión de una posible relación. 

Y no solo eso, tú tampoco te sentirás agobiado, mientras dejes las cosas claras con todas y cada una de tus parejas. Por supuesto, recuerda que lo mejor es el sexo seguro.

d3ba1534_shutterstock_134365157

¿Y si empieza a haber sentimientos?

Estamos hablando de si aparecen terceras personas. Si esto ocurre, lo mejor que se puede hacer es cortar por lo sano, para empezar una buena relación desde cero. No es justo para la tercera persona empezar una relación contigo, cuando tú estás con otra. Por el contrario, si es a la otra persona la que le ocurre eso, lo único que debes hacer es alegrarte por tu amigo.

Si lo que ocurre es que estás empezando a tener sentimientos por tu follamigo, puedes intentar hablarlo, pero hay que tener en cuenta que es muy difícil salir de una situación en la que se está cómodo, así que piensa en las posibles salidas a ese problema, porque puede acabar bien, ya que a la otra persona le puede estar pasando lo mismo, o puede acabar mal porque no quiere hacerte daño. 

La entrada 10 claves para encontrar a un follamig@ aparece primero en Ocio.

Ocio