10 claves para fomentar la inteligencia de tus hijos

Todos queremos que nuestros hijos salgan sanos y fuertes, pero también inteligentes. Porque sabemos que eso es lo que les llevará lejos algún día. Pero… ¿podemos como padres hacer que nuestros niños sean más inteligentes? Pues sí. Solo tienes que tomar como hábitos alguna de las cosas que te vamos a contar a continuación.

Pasa tiempo con ellos

No hay nada más feliz para un niño pequeño, que pasar tiempo con sus padres. No vamos a hablar todavía de actividades que fomenten la inteligencia, sino otras muy distintas que hacen que los niños sean mucho más curiosos. Por ejemplo, ir al parque, o a un jardín botánico para que los más pequeños de la casa puedan ver cosas distintas a su entorno habitual. 

Esto hará que sean más curiosos. Y esto es bueno, porque la curiosidad les lleva a descubrir las razones de por qué pasan unas cosas y otras no. Así que primero, antes de fomentar la inteligencia, hay que fomentar la curiosidad por lo que hay alrededor de cada uno. Es un buen paso, por lo que deberás pasar todo el tiempo que puedas con ellos.

Mother learn her baby girl to draw.

Elige bien sus juguetes

No se trata de escoger un juguete que quieran ellos porque sí, sino que debemos comprobar que también pueda ser una herramienta con la que potenciar sus habilidades. Hoy en día, hay una gran mayoría de juguetes que no potencian la imaginación, y eso es lo que debemos evitar. ¿Recuerdas que cada vez que le regalabas a tus sobrinos algo, ellos se quedaban con la caja?

A veces, los juguetes más simples pueden ser los más divertidos para ellos, y pueden ayudarles, no solo a dejar volar su imaginación, sino también ayudarles en otras habilidades y desarrollar su aparato motriz o sus habilidades sociales, por ejemplo. De esta forma, hay juguetes tradicionales, como los títeres, las pelotas o las combas, que dentro de su simplicidad, suelen ser los más efectivos para desarrollarse como verdaderas personitas. 

8e9358e89e1bdfab0289ef74d1016123db3ea728

Ayuda con los deberes

Si tu hijo ya ha empezado a ir a la guardería, y ahí han comenzado a enseñarles cosas, como palabras de formas, números o el abecedario, no dejes que todo eso se quede en el aula, sino que intenta crear un espacio en el que se sienta a gusto, cómodo, y que se divierta repasando lo que ha aprendido en clase, para así, afiance más sus conocimientos.

Si es un poco mas mayor, puedes ayudarles con los deberes, y así, verá que merece la pena estudiar, porque es el momento en el que los padres también pasan tiempo con nosotros. Eso sí, recuerda que no todo es estudiar y repasar lo de clase, sino que debe haber un momento para juegos y para pasarlo bien.

Charla con ellos

Los niños tienen su propio mundo interior. Y como adultos, creemos que no es tan importante como el nuestro. Sin embargo, debemos estar atentos, porque aunque no lo parezca, los niños, al empezar a tener deberes y responsabilidades, también pueden tener sus propios problemas. Puede que a nosotros nos parezca que no son para tanto, que son cosas de niños, pero no es así. 

Cada problema es un mundo, y por tanto, no hay que menospreciar los problemas de los niños. Es por eso que debemos hablar con ellos, para que empiecen a aprender que es bueno hablar de los problemas, y que todo tiene solución. Hay que hacer que se sientan escuchados, porque así aprenderán también a empatizar con los demás. 

school-music_2484298b

Cuidado con el lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal es otra vía de comunicación, y aunque no lo parezca, los niños saben captar muy bien las emociones a ese nivel. Así que si te sientes decepcionado por cualquier cosa no lo muestres, háblalo. Al fin y al cabo, son niños, y no hay nada peor que unsentimiento de desapego o decepción a esa edad.

Recuerda que aunque tus expectativas sean altas, lo están haciendo lo mejor que pueden. Puede que no te parezca suficiente, pero para ellos, que lo han dado todo y más, es necesario que no pongas refuerzos negativos. Déjales tiempo para respirar, no para que sigan entrenando o practicando lo que sea. Ellos también quieren hacerlo bien, pero no pueden si tú les obligas. 

Léeles cuentos

Leer cuentos a los niños fomentan su creatividad, y hacen que su imaginación se ponga en marcha. Además, es una actividad que lo puede hacer cualquier miembro de la familia que sepa leer, desde sus hermanos mayores hasta sus abuelos. Es una actividad muy buena para estrechar lazos, y no solo eso, sino que también fomenta la pasión por la lectura.

Además, serán ellos mismos los que probablemente te terminen trayendo el cuento para que se lo leas. Así, hasta que empiecen a leer por sí mismos y seas tú el que escuche sus cuentos. También puedes jugar a los cuentacuentos, para que los más pequeños, si hay varios niños en casa, se puedan divertir creando sus propias historias. No se trata únicamente de leer, sino de establecer ese vínculo de amor por los libros. 

917_legacy

Haz cosas en familia

Está bien cuando la madre o el padre puede pasar tiempo con el niño. Pero también hay que procurar que haya tiempo en familia, con todos sus miembros, para que no se sienta huérfano o abandonado por uno de sus progenitores. Y si hay varios hermanos, lo que se puede hacer es buscar una actividad que se adapte para todos.

Esto hará que el nexo co su familia sea real, y también podrá dejar de lado los recelos y las envidias que haya podido generar el nuevo hermanito y la atención que suele acaparar el bebé de la familia. Por eso, hay que dedicar tiempo a jugar, a aprender, y a pasar tiempo con todos. Es verdad que no te puedes dividir, pero es cuestión de organizarse y de pasar un buen rato todos juntos. 

mom-and-daughter-reading

Participa en sus juegos

A veces, tendemos a creer que sirve solo con estar vigilándolos, y que para ellos, eso es suficiente. Pero en realidad, a los niños les importan más bien poco todos esos juguetes, si no tienen a nadie con quien jugar. No se trata de darles un juguete caro y educativo, sino de ser partícipe en sus juegos, en sus batallas y en sus conquistas. 

ASí no se sentirán solos de ninguna forma, y podrán desarrollar sus habilidades sociales de una forma correcta. Y si puedes hacer que socialice con gente de su edad casi de inmediato, sería muy bueno. Los primeros amigos suelen ser de lo más importantes, porque tienen sus primeras experiencias juntos.

 

angry-mom

Regáñalo si hace falta

A veces, los niños son tan listos que saben cómo conseguir que las cosas salgan como ellos quieran. Sin embargo, cuando hacen las cosas mal, no dudes en regañarlos y echarles una reprimenda. Y eso se debe a que tienen que aprender que todo tiene unos límites. Tener una autoestima y la confianza en sí mismos es importante, pero también deben respetar la autoridad.

Así pues, si les hace falta u buen rapapolvo, es algo que tienes que hacer. No le des más vueltas, es verdad que te duele más a ti que a ellos, pero deben aprender algunas cosas por las malas.

Reparte tareas en casa

No se trata de tener un ejército de limpieza a tu cargo, sino de darles responsabilidad a ellos. Esto fomenta los lazos de unión. Si podemos llegar a realizar una tarea entre padres e hijos, y ellos podrán sentir que tienen una especie de lugar en la familia, algún sitio donde pertenecen. Además, se darán cuenta de que cada uno tiene sus responsabilidades. 

¿Cómo fomenta la inteligencia? Las labores domésticas también conllevan cierto ejercicio mental. Ya sea lavar los platos o pasar la aspiradora: todos tendrán una ardua tarea que exigen ciertas formas de concentración que pueden ser útiles para el desarrollo de la inteligencia infantil.

 

La entrada 10 claves para fomentar la inteligencia de tus hijos aparece primero en Ocio.

Ocio