10 señales de que tienes un trastorno alimenticio

Tener un trastorno alimenticio es algo mucho más grave de lo que se puede llegar a pensar en un primer momento puede derivar en una enfermedad tan grave como la anorexia, así que si no quieres engordar y estas obsesionado con las calorías que ingieres, presta atención.

Te damos diez síntomas que muestran y demuestran si tienes un trastorno alimenticio. Presta mucha atención porque es tu salud la que está en juego, estos son los síntomas inequívocos en los que has de evitar caer antes de que la cosa pase a mayores.

lorza

Sin lugar a dudas uno de los primeros síntomas es la disconformidad con el cuerpo. Si crees que tu cuerpo mejoraría notablemente con una pérdida de peso considerable valora si esto es cierto o si estás exagerando. Si de verdad es algo que te preocupa ve a un médico.

Sólo un profesional puede decirte si de verdad te sobra algún kilo o, si por el contrario, te estás obsesionando más de la cuenta. Para salir de dudas consulta a los expertos pero no te tomes por tu mano la posible solución, no conseguirás nada bueno.

comercon

Si la idea de comer con gente te causa pavor, alerta, es otro de los claros síntomas de un trastorno de estas características. Y es que las personas con un trastorno de alimentación suelen tener miedo a que la gente les comente qué y cómo comen.

Comer para estas personas es una situación que les genera ansiedad y más aún si han de hacerlo en público por lo que siempre intentan evitarlo. Si de manera inconsciente tú estás haciendo esto, ten cuidado, es otro de los síntomas claros.

vello

Las personas con déficit de alimentación suelen presentar un crecimiento del vello corporal más rápido, desarrollándolo en varias zonas del cuerpo que en otras circunstancias no saldría o no con tal virulencia y cantidad de vello en sí.

¿Por qué ocurre esto? Se trata de una curiosa reacción natural del cuerpo que se produce ante la excesiva pérdida de grasa, de tal modo que emplea el pelo para adaptarse al peso más bajo y mantenerse caliente en todo momento como podía estar antes.

comerotros

Las personas con anorexia no quieren comer pero, curiosamente, si les gusta ver a otros comer. Las personas que sufren este tipo de trastornos pero que son aficionados a la cocina disfrutan cocinando para otros platos que ellos no querrían comer.

Los expertos aseguran que se trata de una especie de proyección en la que estas personas buscan “comer a través de otros”. Sin duda, un síntoma muy curioso y que si tienes debes tener cuidado, podrías estar ante un caso de anorexia nerviosa.

seuedad

La piel muy seca casi escamada es otro de los síntomas que provoca la anorexia. Las personas con este tipo de trastornos suelen tener deshidratación debido en buena parte no sólo por la alimentación escasa sino también por el uso excesivo que suelen hacer de laxantes.

Todo ello más el vómito en el caso de las personas con bulimia hace que la pérdida de hidratación del organismo sea más que evidente. Estos síntomas también se hacen presentes a través de la boca que se reseca como señal de deshidratación y un desbalance de electrolitos a nivel corporal.

comida

Cada vez que tienen una quedada con amigos o familiares intentan llevar su propia comida y en el caso de que las circunstancias no lo hagan posible, prefieren no ir a comer en público un menú que ni siquiera saben cuál será y las calorías que les aportarán.

Las personas con anorexia necesitan controlar todo lo que ingieren en forma y en cantidad, por lo que no quieren ir a lugares en los que un tercero les ponga de comer algo que no saben qué puede ser y la cantidad de calorías que les puede proporcionar.

frio

Las personas que sufren trastornos alimenticios siempre tienen frío. Al tener niveles de grasa mínimos el cuerpo siempre tiene frío. Este es el resultado de una alimentación insuficiente, lo que provoca que el organismo logre mantener una temperatura adecuada.

Precisamente por este motivo no es difícil encontrar a este tipo de personas siempre abrigadas de más incluso cuando no hace excesivamente frío. Porque su cuerpo realmente sí tiene frío y está destemplado en ese sentido, busca calor que no tiene con grasa corporal.

comidasana

Las personas con trastornos de alimentación sólo quieren comer lo que ellos considera que son alimentos seguros. Por alimentos seguros se entienden aquellos que ellos saben que pueden ingerir y que no engordarán: porque son bajos en grasas, sanos, porque si es muy poca cantidad no pasa nada…

Todo lo que no pertenezca a este grupo de alimentos no entrará dentro de su dieta. Por ello, buscan encontrar una mezcla de poca cantidad de comida a la vez que comida muy sana y baja en calorías, olvidando todo tipo de dulces, frituras, etc.

ejer

Hacer ejercicio es muy saludable pero deja de ser tan sano cuando se convierte en una prioridad y ocupa tiempo de más. Las personas con trastornos alimenticios buscan darse auténticas palizas en el gimnasio y siempre de un modo muy metódico.

Si para ti la prioridad número uno es ir al gimnasio y machacarte para quemar un determinado número de calorías como mínimo, quizá estés sufriendo algún tipo de trastorno alimenticio y tienes que tener más cuidado del que creías, tenlo en cuenta.

ritual

Las personas con trastornos alimenticios siguen una serie de rituales que no se han de saltar bajo ningún concepto a la hora de comer. Cada persona crea los suyos propios pero todos tienen algo en común: se han de cumplir o generará ansiedad de lo contrario.

La anorexia está relacionada con el trastorno compulsivo y muchas veces en esta enfermedad se manifiesta cortando la comida en trozos muy pequeños, ordenando la comida de determinada manera, etc. Hay un sinfín de variantes que si se convierten en un ritual son un problema.

La entrada 10 señales de que tienes un trastorno alimenticio aparece primero en Ocio.

Ocio