12 tiernas imágenes de amor animal

Los animales también tienen su parte tierna, y todos los bebés quieren a su madre y a su padre. Es el instinto de supervivencia: les necesitamos.  Y eso existe hasta en el mundo animal. Estas imágenes lo demuestran.

amor-paternal-animales-14

Las madres lo cargan todo

No sabemos exactamente qué animales son estos, pero es una prueba de que siempre las madres están cargándonos a todas partes: que si tienen que ir al mercado, a recoger la compra, a hacer recados… y lo hacen sin protestar, con nosotros a cuestas. Y nosotros vamos lo más cómodos posible, como este bebé animalillo que está encaramado a la cola de su madre mientras descansa. 

Vamos, como si tiene que ir al Congreso con el bebé en brazos…. ¿nos va sonando esto? Las madres, tengan lo que tengan que hacer, se separan de nosotros, y nosotros en esa tierna edad no vamos intuyendo lo que están haciendo por nosotros.

amor-paternal-animales-19

Nos dejan caminar solos

Los padres nos dejan caminar solos, como hacen estas leonas con el cachorro. Pero aunque parezca que el camino es amplio y estemos muy solos, ellas están siempre a nuestra espalda. Porque una vez eres madre, no eres capaz de perder de vista a tu cachorro, y tardas en  volver a dormir tranquila. Unos cuantos años.

Es muy importante para nosotros que nos dejen nuestro espacio, porque necesitamos madurar y hacer nuestras cosas. Sin embargo, ellas son capaces de hacerlo, y de a la vez, seguir vigilándonos, por si caemos, o por si necesitamos ayuda. Porque en el momento en el que nosotros pedimos ayuda, estaremos ahí.

amor-paternal-animales-18

Nos dan cobijo

Da igual las circunstancias: si tenemos que volver a alún sitio, al lado de nuestros padres estaremos bien. Da igual que estén todos nuestros hermanos en la casa familiar; porque siempre habrá un hueco también para nosotros. Es por eso que nosotros también debemos considerar no ser una carga para ellos: porque es habitual pensar que pueden con todo, y no siempre pueden hacerse cargo de la situación.

Es como la imagen de esta tierna mamá cisne, que cobija a todos sus pequeños cisnes debajo del ala. Puede que se hunda un poco al nadar por el peso de todos sus hijos, pero eso a ella no le importa, y seguirá intentándolo con mucho ahínco, para salir adelante con todos ellos protegidos bajo su mando. Así son los padres. 

amor-paternal-animales-20

Encontrar comprensión

Siempre encontraremos comprensión en nuestra pareja, o al menos lo intentarán. Pero no hay nada como la comprensión de nuestros padres. Siempre estarán ahí para fortalecernos, para que nos apoyemos, y para que nadie, excepto ellos, nos juzguen. Es posible que sea el paso más duro, el que estemos dando en este camino, pero ellos intentarán que nos pongamos de pie.

Igual que esta madre jirafa, que sirve de apoyo a su cría, a la hora de levantarse. Es el camino marcado, pero tiene que hacerlo, y esto demuestra que el instinto paterno de los animales no es muy distinto al nuestro. O viceversa. 

amor-paternal-animales-12

Siempre nos encuentran

Esto que parece la salida de un colegio, en realidad, son papás pingüinos buscando a su cría entre todo el montón. Y pasa como con los humanos: Aunque estemos rodeados de otros tantos niños ellos siempre nos reconocen y nos encuentran. Porque no hay nada más frustrante para un padre, que no encontrar a su hijo.

Da igual de qué especie seas: tienes que encontrar a tu hijo, y si no lo haces, es la situación más desesperante que puedes alcanzar a pensar. Y ocurre en todo el reino animal. Si ves vídeos de padres que han perdido a sus cachorros, no puedes evitar emocionarte. 

amor-paternal-animales-16

Abrazos y apoyo

A veces, no necesitamos la comprensión por lo que estamos haciendo, sino simplemente un abrazo. Y en eso, las madres son expertas. Son expertas juzgadoras también, pero si toca apoyar a su cría, aunque no esté de acuerdo con lo que está haciendo, se queda esperando. Y si acierta, se alegra; y si falla, está ahí para reconfortarnos.

Igual que este potrillo, que aunque sabemos que no está abrazando a su madre, sabemos que se está apoyando en ella para salir adelante. Es lo que hacemos, y lo que forma parte de nosotros. Es lo natural.

amor-paternal-animales-21

Volviendo a casa

Sí, en esta imagen hay algo que no cuadra… y realmente es como una reunión familiar: todos volviendo a casa, tú y el resto de tus hermanos. Siempre habrá sitio para todos, y aunque tus padres pongan mala cara al principio, estarán contentos porque volváis a estar todos juntos de nuevo bajo el mismo techo. 

Al menos si la situación es temporal. Si luego empieza a ser habitual, es más que probable que estemos hartando a nuestra madre, y por nuestro bien, seguramente nos eche. 

amor-paternal-animales-06

Siempre están ahí

Desde el minuto cero, ellas siempre están ahí. Para sostenernos, cuidarnos, alimentarnos, enseñarnos, y demostrarnos que la vida puede ser buena, pero también mala. Si fuera por ellas, la vida no sería tan mala, pero también estarán ahí en esos momentos en los que nos suceden cosas que no son tan buenas. 

Igual que esta mamá ardilla. Da igual que sean animales, porque su instinto dará protección a su cría, y la mantendrá viva todo el tiempo que ella pueda. Siempre, anteponiendo su propia existencia. Para que luego digan que las madres no lo son todo.

amor-paternal-animales-10

Simba y Mufasa

Esta imagen bien podría pertenecer a una película real sobre el Rey León. En realidad, en la naturaleza, Mufasa no sería tan benévolo como Simba, pero aún así, los padres son los padres, y a veces, también ellos esperan que nosotros les sucedamos. Es posible que no siempre cumplamos sus expectativas, pero ellos siempre esperarán lo mejor para nosotros.

Este leoncito puede que todavía no sea capaz de ver lo que hay delante de él, pero siempre estará su padre para enseñárselo. Al menos, todo el tiempo que le sea posible, como pasó con Mufasa.

amor-paternal-animales-11

Juegos y carantoñas

Los juegos y carantoñas también están permitidas en el mundo animal, y si no, que se lo digan a este osito polar, que disfruta del cariño de su madre, mientras juega a molestar un rato, como hacemos básicamente todos cuando somos bebés. A nosotros nos parece de lo más tierno, pero si pensamos que no son tan necesarias para los animales, ¿por qué lo serían para nosotros?

En realidad, todos queremos jugar y tener cariño para el resto de nuestros días, y ojo, nuestros padres podrían también hacerlo. Pero ellos saben perfectamente que no deben permitírnoslo. 

amor-paternal-animales-02

Como gotas de agua

Da igual lo distintos que seamos de nuestros padres; en algún momento de nuestra vida, nos pararemos, y nos daremos cuenta de que hemos salido a ellos, y nos parecemos más de lo que pensamos. Que ciertos comportamientos son calcados. Y nos damos cuenta de que esa parte que no soportábamos de ellos, ahora mismo es un pensamiento muy sensato.

Cuando nosotros también nos convertimos en padres, no damos cuenta de todo lo que nos han dado, y de cómo nos han ayudado a llegar hasta donde estamos. Así que no hay que renegar nunca de esas personas que han hecho de nosotros la mejor versión de nosotros mismos.

amor-paternal-animales-04

Nos enseñan todo lo que saben

Da igual si se trata de tirar la peonza con efecto, o hacer esa tortilla de patatas: ellos siempre tratarán de enseñarnos a hacer las cosas a su manera, que es la mejor manera de hacer las cosas. Como esta osa, que enseña a su cría a ponerse  de pie. Todo es cuestión de práctica y ellos lo saben. 

En el mundo animal, puede que sea más útil aprender a hacer estas cosas. Puede que en algún momento de nuestra vida nos preguntemos por qué lo estamos haciendo. Pero créenos cuando te decimos que si nos lo están enseñando, por algo es.

amor-paternal-animales-03

De la mano

Además, siempre iremos de la mano con ellos. No literalmente, pero en los momentos duros, ellos podrán guiarnos. Porque nuestros momentos duros, son sus momentos duros, y tienen el instinto de ayudarnos. Al menos, el instinto de estar ahí, intentando guiarnos para tomar la mejor de las decisiones. 

En el momento en el que ellos crean que es lo adecuado, nos soltarán. Pero si fuera por ellos, como esta elefanta con su bebé dumbo, nunca nos soltarían. Porque el mundo puede ser frío y cruel.

amor-paternal-animales-01

Y aún así, te dan todo el amor del mundo

Pues eso, da igual todas las perrerías que hagas en este mundo, que siempre la madre te dará todo el cariño que pueda y más. Y te sentirás, en ese momento, como este bebé rinoceronte, que siente todo el apoyo de su mamá, en este nuevo mundo frío y desconocido.

Porque lo más tierno que hay, está en el mundo animal, pero también en el nuestro: y es el amor de nuestros padres. 

La entrada 12 tiernas imágenes de amor animal aparece primero en Ocio.

Ocio