¿Cómo es el día a día de una vida minimalista?

Cada vez se oye más, sobre todo en redes sociales. Todos hablan de llevar una vida minimalista, de lo interesante que es eso de animarse a unirse al grupo de los que pasarán sus vidas de una forma minimalista, pero muchos no tienen claro cómo hacerlo ni qué es exactamente vivir la vida minimalista, algo muy zen y japonés.

Así que vamos a ver algunas claves e ideas para empezar a llevar una vida minimalista, empezaremos por buscar a buscar por dónde comenzar a vivir esa vida minimalista. Una vida minimalista sirve para tener paz de espíritu y además, ahorrarás mucho dinero en comprar cosas que no sean fundamentales.

minimal

Haz una limpieza a conciencia de tu casa, de tu armario, de tus estanterías. Piensa qué es lo que no necesitas realmente, sinceramente, y haz que desaparezca. Puedes tirarlo, regalarlo, donarlo, dependerá del uso de lo que sea que no necesites, de cómo esté de nuevo, de si crees que puede servirle a alguien más y esas cosas.

Para ello ponte a hacer un repaso de cada una de tus pertenencias materiales, da igual que sean pequeñas o grandes, y hazte una pregunta: ¿lo necesito? ¿lo he usado en los últimos dos año? ¿aporta algo a mi vida? Es fundamental que hagas las tres preguntas y prestes atención a las respuestas, no te saltes ninguna de ellas.

Si la respuesta es sí a las tres preguntas, entonces te lo quedas. Si la respuesta es no a alguna de ellas, entonces no lo necesitas. Empieza por el armario, simplifica, ordena, clasifica, y después sigue con todo lo demás. El orden correcto es armario, libros, cosas, después de eso facturas y papeles viejos y hasta alimentos (verás cuánto hay caducado en tu armario).

vida-minimalista-compra

Una vez que hayas hecho la limpieza empieza la segunda fase para vivir la vida minimalista. Es igual de importante, ya que si haces la primera fase, ordenas y tiras pero no sigues con seriedad la segunda, es como no haber hecho nada y empezar desde cero. Una pérdida de tiempo, y para eso mejor ni empieces.

La segunda fase consiste en comprar menos cosas, y que sean de más calidad. Esto es muy subjetivo, la calidad a veces es objetivable a veces no. Pero inténtalo, así al menos vas a racionalizar todo lo que quieres comprar, piensa si necesitas o no comprarlo, ¿es imprescindible o tengo algo similar que ya me de el uso que tiene esto? etc.

Aplica la regla “entra uno, sale uno”, y así no volverás a acumular cosas innecesarias. Sé ético consumiendo. No compres nada hasta que no hayas terminado con lo que tienes que sea igual. Aplícalo por ejemplo para empezar a los productos de belleza ¿quién no tiene tres botes de gel acumulados en la bañera? Y aprende a comprar en rebajas.

alimentacion-saludable

Es enserio, no sirve de nada empezar a vivir una vida minimalista si no te paras ni a cuidar un poco tu salud. Elige comida saludable, buena para ti, haz deporte, muévete, evita la vida sedentaria y también cultiva tu mente, lee, escribe, escucha buena música, ve al cine (o haz cine en casa) ten conversaciones con gente inteligente que te aporte cosas.

Elimina de tu vida los alimentos que no te sientan bien, que hacen daño, como alimentos procesados, las harinas blancas, el azúcar refinado, margarinas, el aceite de girasol y/o los demás aceites refinados. Baja el nivel de consumo de grasas animales también deja un poco atrás la cafeína. Y recuerda beber agua suficiente.

Si puedes elige comida biológica, es bueno comer comida sin pesticidas, o incluso si tienes la suerte de tener tu terraza puedes probar y plantar tu propio huerto. Además, es importante empezar a saber comer sólo lo que tu cuerpo necesita. Por supuesto, es fundamental que descanses lo suficiente. Madruga en lugar de trasnochar.

silla-mesa-minimal

Puedes tener habitaciones con un uso concreto, y para ello no necesitas un montón de muebles y trastos innecesarios a tu alrededor. Puedes tener una habitación solo con una mesa y una silla, ahí podrás hacer varias actividades, comer, leer, escribir, conectarte al ordenador, incluso dibujar, crear, ser muy tú, en una postura minimal.

Estamos acostumbrados, la mayoría de nosotros, a tener grandes casas con un montón de muebles por todos lados, o incluso a tener casas pequeñas con un montón también de muebles con los que tropezamos, que tenemos que quitar para hacer otras tareas y que más que servirnos para algo nos agobian y nos resultan inútiles.

Echa una miradita a tu casa y piensa sin qué muebles podrías vivir. Ten en cuenta que primero has vaciado todo de cosas inútiles, por lo que puede que ahora tengas hasta estanterías medio vacías. Apila todo en una estantería y si no cabe, piensa lo que no necesitas y tíralo. Una vez que tengas tu casa libre de muebles absurdos innecesarios la energía fluirá.

noticias-news

Es importante que bajes el consumo de información, deasiada información nos aleja del Mindfulness, de la conciencia plena, y es fundamental trabajar esto para vivir una vida minimalista. Solo necesitas empezar a aprender a no preocuparte todo el rato por lo que está pasando en el mundo, con los demás, al menos no preocuparte todo el rato.

Puedes deja de ver o leer las noticias. Y te aseguro una cosa, no tienes que seguir preocupado, si algo importante pasa al final te vas a enterar, no hace falta que seas siempre el primero en saberlo todo y el primero en contarlo a los demás. Notarás una liberación enorme solo con este pequeño paso hacia tu vida minimalista sin noticias.

Es fundamental dejar de ver la televisión, puedes venderla sin remordimientos. Eso sí, si quieres dedicar un tiempo a ver series, de forma controlada y siempre que te aporten cosas positivas y buenas, puedes hacerlo. Revisa tu feed de revistas o blogs y deja sólo aquello que te aporte algo positivo. Dedica todo el tiempo que sobre a leer libros que te interesen.

redes-sociales

Son el mal del primer mundo, si no se usan de forma racional. No debes estar con el teléfono móvil y notificaciones encendidas siempre, 24 horas al día. Por la noche apágalo, si tienes modo ahorro de energía ponlo así, si tienes notificaciones de prioridad y quieres, deja solo esa, para casos de urgencia y necesidad. Si no, apágalo.

Reduce el uso que le das a las redes sociales y consúltalas lo mínimo posible, no más de una o dos veces al día. Y sí, es un buen momento hasta para eliminar amigos de Facebook, quédate con los que de verdad sean amigos tuyos, con los más cercanos, los que sienten que deben estar ahí ¿Por qué perder el tiempo con desconocidos que no aportan nada?

Sobre los grupos y las Fan Page, se miembro solo de grupos que de verdad te interesen, sal de todos los demás. Esto es aplicable a lo mismo con el WhatsApp, Line y Telegram. De hecho borra alguna de las tres aplicaciones avisando a tus contactos de cual te quedas. Ellos harán por hablar contigo donde tú decidas estar.

agenda

Es importante que organices tu tiempo lo mejor que puedas. Puedes empezar a escribir todo lo que tienes que hacer, lo imprescindible, lo que es de verdad necesario. No se trata de tener agenda, muchos compran una cada año y no la utilizan, pero sí de escribir a mano, porque con tanta digitalización hasta esto se nos va a olvidar.

Así que prueba y escribe cuales son tus objetivos (que sean pocos), qué es importante para ti y quién es importante para ti. Dedica tiempo a eso, es una forma de meditación activa. Sé productivo, no procrastines. Elimina de tu agenda lo que no es verdaderamente importante, nada de hacer cosas que no tienes que hacer de verdad.

Olvida los compromisos, no salgas con nadie con quien no quieres salir, no quedes con nadie con quien no quieres quedar, no hagas nada que no quieres hacer si no es absolutamente necesario (sirva aquí el ejemplo de ir a trabajar, a veces no puedes no ir). Discierne y separa lo que hay que hacer, lo que quieres hacer y lo que no tienes ni quieres.

escalar

Si, suena genérico pero no, no se trata de que hagas cosas todo el rato sino de que vayas haciendo cosas y así acumulando experiencias. Suena muy amplio, pero verás que no lo es, porque se trata de cosas concretas, experiencias enriquecedoras y concretas, cosas que te sean útiles en la vida, con los demás, contigo.

Hay estudios científicos realizado a personas en su lecho de muerte que concluyó que un gran porcentaje de ellas se arrepentían más de lo que no había hecho que de lo que habían hecho en ese momento en el que veían que decían adiós a la vida. Hacer escalada, senderismo, tirarte en paracaídas.

Piensa, seguro que lo tienes claro ¿Qué te gustaría hacer? ¡Pues hazlo! Puedes empezar a aprender a bailar baile de salón, puedes subir el Teide y puedes volar a Japón y visitar sus templos y ciudades electrónicas. Es un algo así como “que me quiten lo bailado” tomado en serio y creyendo en ello con el corazón.

airport

Aprende a viajar con lo mínimo. Nada de maletas llenas de cosas que no vas a usar nunca en el viaje. Una recomendación es intentar viajar siempre solo con equipaje de mano, funciona, se puede, sí, hasta para viajes largos. Es cuestión de organizarse y de elegir bien lo necesario de verdad. Siempre puedes lavar algo mientras viajas.

Viajar es una de las mayores experiencias que hay, de las más enriquecedoras, viajar es algo que aporta mucho a las personas. Pero se nos olvida muchas veces que viajar es para pasarlo bien, para disfrutar, no para ir cargando con la casa a cuesta como si de una pesada carga se tratara. No, no hay que llevar lo mismo que en una mudanza.

En la vida minimalista que vas a vivir tienes que aprender a minimiza tu maleta de viaje, incluso si viajas con niños, tú decides lo que llevas para ellos y no tiene que ser ropa para tres meses. Olvida los “por si acaso”, no los lleves, si el por si acaso sucede ya lo arreglarás sobre la marcha, será hasta divertido.

buddha

Si has notado que tu mente es de las que no para ni un segundo al día, no pasa nada, bienvenido seas al club de los “mi cabeza no para”. A partir de ahora intenta mantener tu mente en calma, piensa en el aquí y el ahora, es como un Carpe Diem pero real. Si comes, piensa en la comida, si lees, piensa solo en el libro, si oyes música, disfruta la melodía.

Siempre que puedas, ten contacto directo con la naturaleza, eso te ayudará y aprende a usar técnicas como la meditación o el yoga para encontrar el equilibrio y la paz mental. Y por supuesto, deléitate con la vida. Disfruta de las pequeñas cosas que la vida te da, vívela intensamente, cada día. Haz lo que verdaderamente te guste.

Haz cosas nuevas, que hagan crecer tus días, que hagan crecer tu mente. Pasa tiempo con tu gente, con los que quieres, no dediques vida a la gente por compromiso. No te preocupes demasiado por el futuro, lo que tenga que pasar pasará aunque te preocupes. En definitiva, vive la vida al máximo y quédate solo con lo que sea importante para ti.

La entrada ¿Cómo es el día a día de una vida minimalista? aparece primero en Ocio.

Ocio