Consejos para tener sexo anal

Consejos para tener sexo anal

Las costumbres sexuales hace tiempo que están cambiando. El sexo anal se ha convertido en una práctica que cada vez está más presente, aunque hasta poco era considerada como una práctica antinatural y sigue siendo tabú para algunas personas. Pero hoy en día, según un estudio realizado por la Universidad de Indiana, el 20% de las mujeres de 18 a 19 años lo practican, y las que tienen entre 20 y 24 años el porcentaje aumenta al 40%.

Y es que esta técnica sexual está llena de sorpresas y nuevas sensaciones. Aunque parezca mentira el simple hecho de realizar besos y caricias al ano ya puede provocarnos grandes placeres, y es que no es necesario introducir algo dentro para gozar.

sexanal
Pero el hecho de la penetración sí que puede ser diferente ya que la apertura de los esfínteres es mucho más estrecha y esto puede hacer que se sienta de una manera más intensa. Aclararemos ya desde el inicio que es un mito que siempre duela.

El dolor es un indicador de que no está relajado y abierto, así que si duele significará que el cuerpo nos está pidiendo más suavidad. Hay que tener en cuenta que el dolor pasará para dar cabida al placer rápidamente. Hay que ser cuidadosos y no olvidar el lubricante.

coupleinbed
Es importante estar relajados y mantener este tipo de relación con una persona de confianza con la que haya buena comunicación. Además, hay que tener una buena higiene de la zona  y comer bien para evitar la flatulencia.

Es recomendable mantener relaciones sexuales tradicionales antes del sexo anal, para así tener bien relajada la zona.

La estimulación y dilatación son imprescindibes. Se puede empezar por masajear un buen rato, primero externamente y luego profundizando introduciendo los dedos. Una vez la zona esté lista, se puede penetrar con una gran cantidad de lubricante a lo largo de todo el pene. Sobre todo, se debe realizar lentamente y continuar masajeando la zona externa hasta que sea completamente cómodo para ella. No se debe realizar de golpe, ya que puede causar mucho dolor y provocar sangrados. No olvidéis utilizar condón ya que, aparte de ser seguro, os permitirá facilitar la penetración.

Pensad que una vez se comienza a excitar el área anal femenina, las paredes se dilatan poco a poco y el pene ejerce una presión ideal sobre el punto G, por lo que, para muchas, la sensación anal resulta mucho más intensa que la vaginal, una buena razón para iniciarse en esta práctica.

Imágenes: healthista, glamour

El contenido de este post Consejos para tener sexo anal es propiedad de Nosotras.

Nosotras