EL HOMBRE ARBOL DEL JARDÍN DE LAS DELICIAS DEL BOSCO

Treeman.jpg

TEXTO DE FERNANDO QUIRÓS

Acerca de El Bosco …..y su infierno (tríptico del Jardín de las Delicias) una descripción del hombre árbol. Sus pies están calzados en dos grandes botes, y sus piernas son dos troncos putrefactos. Un empalme híbrido, codo-rodilla, conduce hasta el hombro, fuera del cual abulta una gigantesca y rota cáscara de huevo, la grupa del monstruo. La cáscara, pálida
como un cadáver, está interiormente atravesada por las ramas marchitas que emergen de
los tacones de las piernas. La cabeza está vuelta hacia atrás, mira por encima del hombro.

Con independencia de la palidez, la melancolía llena sus ojos, unos ojos que no
buscan nuestra mirada, sino que observan más allá, en la noche del infierno. Como si
de un engranaje se tratara, la cabeza del monstruo está ataviada con un disco, sobre el
que descansa una gaita rosa con capucha, en torno a la cual hacen cabriolas ceremoniales
varias parejas lascivas. Una versión mucho más pequeña de esa misma gaita está
plasmada en la bandera alzada sobre el huevo agrietado.

El interior del huevo es una una taberna fantástica iluminada por llamas oscilantes, donde tres huéspedes se sientan ante una jarra sobre una mesa desnuda, mientras la camarera infernalllena otro recipiente del barril. Un hombre que ha crecido cansado de este tipo de hospitalidad.

Bosch,_Hieronymus_-_The_Garden_of_Earthly_Delights,_right_panel_-_Detail_Inside_the_Tree_Man.jpg

Espectral, asciende por el borde de la cáscara de huevo, mirando el límite helado
del agua, en el que los dos botes, los pies del monstruo, se congelan rápidamente.

Tomado como un todo, la curiosa monstruosidad puede ser comparada con el cuerpo,
de manejo difícil, de un pato. La imaginación del gótico tardío pudo haber moldeado
la figura mítica de Némesis, la diosa del mundo primigenio, con forma de ganso
que, de acuerdo con Eratóstenes, puso el huevo fatídico del mundo.

“Tan bella puede ser la metaforología, que uno simplemente se olvida
de preguntar cuánto de verdad hay en su objeto.”

(Hans Blumenberg, “‘Das Ich’ II”, Begriffe in Geschichten)

after_hbosch_the_tree_man__eng.jpg

Y ACÁ TE MUESTRO EL PALAZZO ALTEMPS EN PREPARACIÓN PARA NUESTRO GRAND TOUR ROMANO A FINES DE MAYO. SUMATE!


LOVEARTNOTPEOPLE