EL PROBLEMA DE LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA ES QUE GIRA ENTORNO DE LÍMITES

IMG_2738

ESTE TEXTO NO FUE ESCRITO POR MI SINO POR EL LECTOR SABATEZ

Aprovecho la ocasión para citar a Luis Camnitzer. Sus escritos sobre educación, arte y política presentan una alternativa al alcance del docente y el estudiante, para laburar el progreso desde adentro, y desde abajo.

IMG_2741

El problema fundamental de la educación artística es que, consciente o inconscientemente, gira en torno a límites. O son técnicos, o ideológicos, o económicos, o temporales. Pero tambien de disciplinas en sí. Una carrera en “arte” se enfoca no en las artes, sino en un solo arte. Entiendo que es complejo y lleva una vida interiorizarse en una misma rama, pero ya planteandolo así solo pensamos que cuando hablamos de “arte”, nos referimos al estrictamente visual, o al que practiquemos nosotros. A los visuales nos encanta llamarnos artistas pero no artistas visuales. Parece que es muy largo, el título…

Y fundamentalmente el límite está ahí. En restringir la definición total de las artes, en establecer un sistema competitivo desde el ego pero no desde las reales posibilidades laborales y creativas, en que el rol docente se coma al artista porque “de algo hay que comer”. Ahí hay una especie de racismo. Los artistas somos considerados una raza aparte, aunque nadie lo diga porque la palabra “racismo” está cargada de significados durísimos, y “el artista” no es discriminado por raza… pero tampoco es integrado por ser algo poco productivo para el aparato y, si realmente se la juega con la obra, hasta puede ser un agente desestabilizador o conscientizador del sistema mismo.

La educación artística brinda escasas herramientas de expansión. Esa expansión se da, en última instancia, con un maestro que abra y brinde oportunidades e ideas que lleven a más oportunidades e ideas, o con laburo personal, de años.

Sería ingenuo creer que las instituciones educativas pueden fabricar artistas. Pueden cobijarlos un poco y dar el empujón, pero jamás formarlos… o eso espero. Si el estudiante se queda solo con lo que le enseñan y no halla su propio camino, será un repitente técnico y/o ideológico. Y hasta donde yo entiendo o quiero creer, el arte es creación. Pero mientras el sistema educativo continúe basándose principalmente en el repetir fórmulas pasadas o en boga, cagamos.

 

loveartnotpeople