‘EL TEXTO QUE PUBLICASTE SOBRE EL BLOG, LAS ADICCIONES Y EL PELIGRO DEL ABISMO, ME ALARMÓ’

Amy Winehouse recae en adicciones

ESTA FUE LA REACCIÓN DE OMAR GENOVESE A MI ARTÍCULO ‘LANP ES UN PROYECTO QUE YA NO CONTROLO PERO QUE MI OTRO YO QUIERE SABOTEAR’ FUE LA SIGUIENTE:

Te considero un artista (la crítica es un arte, como un cubo de carbono puro: toda la luz puede concurrir a él, conformando la negritud más plena), y como tal, valioso. El texto que publicaste sobre el blog, las adicciones, y lo que queda: el peligro del abismo, en alguna medida me alarmó.

Hace unos años, cierta persona conocida viajó a Machu Pichu. De toda su experiencia me quedó una anécdota, un detalle. Al subir por las cumbres, por los las laderas, en caminos angostos, notó que existían dos barandas. Una anclada en la montaña, otra del lado del borde que daba al vacío. Curiosa, esta persona le pregunta al guía por qué pusieron dos barandas si con una alcanza para aferrarse. Con una sonrisa irónica, el guía dijo:

-Es que el abismo llama…

12795298_10156713932330652_5446124071601072086_n

La alarma (que no es tal, por eso te escribo), radica en que la vida por la que te preguntás, también tiene ese desliz o desajuste del destino. Que materialmente se expresa con el círculo de “mentes brillantes” que a cada uno corresponden en suerte o en desgracia (por eso a ciertas personas que poseen el don de la negatividad, el pesimismo y la derrota, hay que detectarlas con rapidez para cancelarles todo acceso a nuestras existencias), vale decir, la vida es una alquimia experimental que, por varios procesos simultáneos, decanta un grupo de pensadores en torno al propio pensamiento. Eso es lo que me dice la vida, ya con 56 años, tres hijos, un fracaso editorial, otro fracaso en marketing, reconvirtiéndome desde la crisis del 2001 en crítico y escritor, lentamente, con pausa, y aunque parezca falsa modestia, sin trabajar conscientemente en base un plan o estrategia. Menos me preocupa lo que piensen de mí, no le temo a eso, es un mal menor. Prefiero seguir leyendo textos reveladores a ocuparme del chisme barato, lo que no quita que me ría a carcajadas de este medio provinciano y pacato.

IMG_2590

Cuando publiqué mi novela en 2010, Norep, algo así como un homenaje a Dante con Perón en el Inferno, lo hice en una editorial del peronismo de La Plata, de la municipalidad de la ciudad, llamada La Comuna. Fue a instancias de Gabriel Báñez, un gran escritor platense, fundador y editor de la misma, que a fines de 2009 ganó el Premio del Ateneo con la novela La cisura de Rolando, un gran libro. La cosa es que Báñez se suicidó ahorcándose de una viga de madera en su casa, a principios de 2010. Un par de meses después, recibo el llamado de su secretaria en la editorial: había dejado asignado el presupuesto para la publicación de mi novela (de la que él conocía los primeros capítulos) que al momento estaba inconclusa. Vale decir, se mató y me dejó el mandato concreto de terminar de escribir y publicar. Mandato que cumplí a rajatabla, culminando el texto y publicándolo en tiempo y forma. No sé si esto te da aliento, pero creo que es una anécdota para valorarnos cada uno, y el uno en el otro. Este ejemplo de grandeza humana, la de Báñez, me enorgullece y me lleva a ejercer, como en toda mi vida, la generosidad. La generosidad nos salva del oprobio, nos hace felices, como lo soy yo al momento de escribirte esto como un aliento noble.

No aflojes. Lo mejor siempre está por venir. Tu sinceridad es imprescindible para todos los que te leen y aprenden.

Nota: Cuando estudié cine en el EDAC (Avellaneda), entre 1981 y 1983, tuve un profesor de Historia del Arte, un tal Carballo, un viejo canoso de bigotes, sumamente inteligente y que nos recomendó un libro fundamental para mí: El espacio y la mirada de Jean Paris. Un crítico de arte francés, publicado por Taurus en 1968, donde recorre la forma pictórica hasta afirmar: el ojo respira. Este libro es inhallable en nuestra lengua. Lo he fotocopiado varias veces, y dado a leer a gente que estimo. Cuando vengas a Buenos Aires, si no lo tenés, te doy una copia.

Siga, nuevamente, no afloje.

MIRÁ LA CAÑECHAT5 CON LEOPOLDO BRIZUELA


LOVEARTNOTPEOPLE