Jorge Rodríguez exige que la ley actúe con contundencia contra los que destruyen el patrimonio natural

Valencia Noticias | Redacción.- El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, se desplazó a primera hora de este viernes hasta el Puesto de Mando Avanzado del incendio de Carcaixent, en la Barraca de Aigües Vives, donde ha ofrecido al alcalde del municipio de la Ribera Alta, Francesc Salom, todo el apoyo de la Corporación, que tiene a todos los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos y a los brigadistas de Divalterra en activo, coordinados a través de un mando único.

“El primer sentimiento es de impotencia, rabia y tristeza”, aseguró Rodríguez desde el Puesto de Mando Avanzado de Aigües Vives, una zona en la que han podido arder ya unas 1.000 hectáreas, según las estimaciones del director general de Emergencias, José María Ángel, quien también ha mostrado su preocupación por el avance del fuego en las zonas de urbanizaciones de Carcaixent y Alzira. “La ley debe actuar con contundencia contra los que queman el monte”, ha aseverado el presidente de la Diputación.

Rodríguez quiso mostrar su solidaridad con los alcaldes afectados por los tres incendios que permanecen activos en la provincia, en la zona de Bolbaite, en Benifairó de les Valls y en Carcaixent, así como al de Terrateig, un fuego que por suerte ha podido ser controlado. “Estamos pasando unos días horribles en la provincia de Valencia y la Comunidad, por eso queremos hacer llegar a los municipios toda la fuerza y el cariño de la Diputación, pero también todos nuestros medios”, ha manifestado el presidente, que se ha trasladado desde Aigües Vives a la zona afectada por el fuego en Terrateig, para mostrar su solidaridad con la alcaldesa, Celia Juan, y los vecinos del municipio de la Vall d’Albaida.

Jorge Rodríguez en el incendio de Carcaixent. (Foto-Abulaila).
image-389874

Jorge Rodríguez en el incendio de Carcaixent. (Foto-Abulaila).

Actualmente están movilizados todos los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos y los más de 500 brigadistas de la empresa pública Divalterra, dependiente de la Corporación provincial. Estas brigadas se van a incorporar de forma inminente a las tareas de control del fuego en la zona de Carcaixent, como hicieron ayer en Bolbaite y el incendio que sigue activo en la Canal de Navarrés y la Ribera.

Jorge Rodríguez destacó una vez más la coordinación entre los efectivos de emergencias, entre ellos los 20 medios aéreos y las más de 500 personas que luchan contra el fuego en Carcaixent y Alzira, y la colaboración de alcaldes, concejales y voluntarios en las tareas de extinción. Para el presidente de la Diputación “es difícil creer que estos cuatro incendios en dos días hayan sido fruto de la casualidad”, por lo que “una vez consigamos controlar los incendios, valoraremos lo que se ha perdido y buscaremos a los responsables, si los hay”.

En ese balance de los daños registrados hasta el momento en los parajes naturales afectados por el fuego, el director general de Emergencias, José María Ángel, ha estimado a primera hora de este viernes que serían ya más de 2.000 hectáreas quemadas entre los incendios de Bolbaite y Carcaixent, aunque es pronto para determinar el alcance real de los daños y la tarea del dispositivo de Emergencias se centra ahora en la lucha contra el fuego en los tres frentes abiertos en la provincia.

Por su parte, el alcalde de Carcaixent, Francesc Salom, ha alertado de que “el peligro es que el incendio avance hacia Alzira y se adentre en el paraje natural de la Casella”. Salom ha señalado que durante la noche se ha producido el desalojo de unas 400 personas, con momentos de gran tensión sobre todo en el hospital de Aigües Vives. Confía el alcalde en que “el viento no gire hacia la urbanización de Sant Blai”, lo que aún dificultaría más las tareas de extinción.

Francesc Salom ha hecho referencia al “golpe brutal” que ha recibido Carcaixent con este incendio declarado en la tarde del jueves. “Nos cargamos un paraje natural que es parte de nuestra vida y que yo personalmente nunca había visto arder”, ha señalado el alcalde, muy afectado por la situación que vive su municipio, al igual que el alcalde de Alzira, Diego Gómez, de cuyo ayuntamiento depende la entidad local menor de la Barraca de Aigües Vives.

Gómez ha mostrado su “impotencia al ver como las llamas devoran nuestros parajes naturales”. “Esta mañana la situación no parece tan complicada como anoche, gracias a la eficiencia y el trabajo de los bomberos y los cuerpos de emergencia”, ha explicado el alcalde de Alzira, que ha considerado que “la problemática ahora es salvaguardar que las llamas no crucen la CV-50 buscando la Casella”.

En palabras de Diego Gómez, “nos han garantizado que el dispositivo está estudiado para que el fuego no pase a la Casella. Debemos agradecer el trabajo de Emergencias y la solidaridad de otros pueblos y personas con los que estamos pasándolo mal”. Para Gómez, “debemos poner todos los recursos posibles en prevención para evitar que esto vuelva a pasar”.

La entrada Jorge Rodríguez exige que la ley actúe con contundencia contra los que destruyen el patrimonio natural aparece primero en Valencia Noticias.

Valencia Noticias