MONICA PARISSIER, UNA MUJER CURSI HASTA EL HARTAZGO, DESFRAZADA DE CLEOPATRA, EXPLOTANDO LA ENFERMEDAD TERMINAL DE UN NIÑO PARA DISFRAZAR SU RIQUEZA POBRE DE DIGNIDAD

SF-Make-a-Wish-3

ESTE TEXTO NO FUE ESCRITO POR MÍ SINO POR NATHANAEL

El marqués Boni de Castellane era un dandy de la belle èpoque, que entre otras cosas supo inspirar uno de los personajes de Proust para “En busca del tiempo perdido”.Rico por su mujer, utilizó la fortuna del matrimonio, pero no la del estado y mucho menos la de sus congéneres sociales para dar maravillosas fiestas en su famoso Palais Rose de la antigua av. de Malakoff (actual av Foch).
En una de aquellas famosas veladas y con un sentido del humor muy propio y para escándalo de gente cursi y genuflexa, bordeó las escaleras de ingreso con “impresionantes negros desnudos de pies a cabeza” que ostentaban antorchas en las manos, como las antiguas torchiere.

Al subir el presidente de Francia y su esposa (creo que era Armand Fallières) acompañado de Boni, que bajó a recibirlo, le hizo un comentario de sorpresa no excepta de disgusto, a lo cual Boni respondió:
Ha visto, lo que hacemos nosotros y como nos hacen?

Ayer, una mujer cursi hasta el hartazgo, disfrazada de Cleopatra del Tercer Mundo junto con su ” escarabajo”·, fue a explotar una de las peores desgracias de la humanidad, como es la enfermedad terminal en un niño, para disfrazar también una riqueza pobre, una riqueza prostibularia, pero pacata que le impidió subir las escaleras del Alvear en una litera arrastrada por cuatro negros desnudos, como tanto le hubiera gustado.

Jamás Proust hubiera podido escribir algo acerca de semejante esperpento, que en un país que perdió el recato, el verdadero pudor, el del buen gusto, hace pasar gato por liebre, convirtiendo en beneficencia la indignidad.J A T

Screen Shot 2016-06-13 at 00.01.40

loveartnotpeople