LAS PAVADAS DICHAS POR INÉS KATZENSTEIN SUMADAS AL TONO DE SU VOZ HACEN EL ESCUCHARLA ALGO INSOPORTABLE

Screen Shot 2016-05-23 at 03.44.25

Para ver la descerebrada entrevista a Inés Katzenstein para quien el arte argentino ‘sale de las fronteras’ porque ‘los artistas viajan más’ (sic). La superposición de las boludeces que dice con el tono de su voz hacen todo el ejercicio motivo suficiente para un ataque terrorista. J A T

Para ver el video cliqueá acá.

NO TE PIERDAS MI SEMINAL CURSO DE TEORIA DEL ARTE CONTEMPORANEO COMO LO ANTI-TEATRAL 

still_song_w_1

EN LA ULTIMA QUINCENA DE JUNIO Y PRIMER SEMANA DE JULIO

PARA VER EL PROGRAMA E INSCRIBIRSE CLIQUEÁ ACÁ 

PARA INFORMES E INSCRIPCIÓN ENVIÁ UN EMAIL A [email protected]

ASIMISMO, LAS FECHAS PARA EL SEGUNDO GRAND TOUR LANP ROMANO SON

DEL 8 AL 14 DE MAYO DEL 2017 INCLUSIVE

PARA VER EL PROGRAMA CLIQUEÁ ACÁ 

Screen Shot 2016-04-27 at 14.40.15

loveartnotpeople

EN SU RESEÑA DE DOS MUESTRAS EN LA BOCA, EL CRÍTICO CLAUDIO IGLESIAS NOS CONFIESA POR QUÉ TIENE SEXO CON INÉS KATZENSTEIN

ro06fo0124.jpgClaudio Iglesias es quien visita durante las noches a la encargada del desmadre de los estudios de arte contemporáneo en la Universidad Di Tella. Me refiero, por supuesto, a Ines Katzenstein y esto nos puede dar una clave para entender el modo desigual en el que trata a dos ‘artistas’ descartables.  Como sabemos Katzenstein suele entender al arte como ilustracion de ‘epocas’ y ‘fenomenos sociales’ y tiene un miedo visceral a la ‘real materialidad’ de aquello que constituye el objeto. Sin embargo y, de manera un poco obvia, Claudio Iglesias, como critico, parece entender al arte como un espacio en el que el artista denuncia un estado de las cosas. Para él, el arte es una excusa para hablar de temas que a uno le preocupan y por algo, esto es relevante y la gente debería escuchar lo que uno tiene para decir. Total la gente tiene un montón de tiempo para perder, verdad? En esto, lo suyo es análogo a Maria Paula Zacharias en La Nación con quien me voy a entrevistar la semana próxima.

En su reseña para Radar sobre las muestras de Verónica Madanes y Agustina Woodgate en las galerias Isla Flotante y Barro del barrio de la Boca,  Iglesias disculpa a Woodgate por tener ‘una carrera internacional avanzada con base en su país de adopción’ aunque la carrera de Woodgate, a decir verdad, está estrictamente vinculada a cierto sector aspiracional de Miami lo que, en sí mismo difiere y mucho de ‘tener una carrera internacional avanzada en los Estados Unidos’.

Screen Shot 2016-04-22 at 14.54.07.png

Al momento de hablar de la obra en sí, Iglesias toma como algo dado el que el tema de la obra sea el agua y el que sus bebederos aludan a ‘las formas del Palacio de las Aguas que ahora es malamente usado para tareas administrativas’ (sic). Esto esa algo que yo le cuestioné fuertemente a Woodgate en nuestra charla en VIMEO pero Iglesias parece convencido de las credenciales artisticas de la argentina en Miami al considerar que ‘instalar de la nada unos bebederos de los que efectivamente corre agua filtrada a través de caños que surcan el piso de la galleria’ es un ‘esfuerzo importante’. Este ‘esfuerzo importante’ de plomería combinado con la ‘alusión porque le preocupa el tema del agua’ (al Palacio de las Aguas) es motivo suficiente como para considerar esta instalación como ‘arte’.

Marcelo-Pombo-un-artista-del-pueblo-Marcelo-Pombo-junto-a-Ines-Katzenstein-85813-800x600s.jpg

Sin embargo, el peso de su critica recreo sobre la artista más joven cuyo apellido es Madanes. Para Iglesias, ella ‘no apeló a esas industrias subsidiarias de la plomería y el mobiliario público, sino a un tendido de columnas de yeso que ella misma volcó en el piso de cemento alisado de Isla Flotante’. Por qué estas son industrias subsidiarias? Industrias? La palabra ‘malamente’ es usada varias veces y esta vez Iglesias nos dice: ‘La obra es de una desprolijidad mayestática: las columnas están torcidas, los ladrillos de resina transparente caen fuera de proporción, malamente acomodados’. Madanes se ayuda del texto en la instalación para inyectar significado y valor poetico al punto de necesitar colocar unos pinceles que tienen escrito el título de la obra: ‘El virtuosismo me deprime’ como si a alguien le importara tres carajos qué le deprime y qué no a esta buena señorita. Este tipo de autorreferencialidad Instagrámica, que no es sino el triste equivalente de un narcisismo descontrolado, ya sería motivo suficiente para dejar de prestarle atención a semejante pelotead pero en el contexto del análisis de Iglesias, la supuesta complejidad plomeríl de Woodgate es presentada como ‘virtuosista’ en comparacion con la vagancia del narcisismo militante de Madanes quien, no obstante, parece inquietarlo al punto de gastar una hoja de diario en su análisis. Pero por qué? Son estas razones las que me interesan.

Si bien Iglesias hace referencia a que Woodgate acompañó su ‘prolija’ (sic) muestra (de hecho la califica de esa manera) con una serie de documentos sobre ‘la situación politica del agua’ (sic), respecto de Madanes dice que parece demostrar cierta fascinación por aquello que denuncia ya que sus textos van contra la dinámica del sistema y el mercado del arte cuando su ‘desprolijidad’ da la pauta de cierta atención por el ‘trabajo manual del artista’. En este punto, la confusión de este pobre hombre es pasmante y cabe preguntarse si alguien en la redacción lee estas reseñas antes de ser publicadas. Supongo que no.  Dicho de otro modo, Iglesias considera que Madanes se opone falsamente al virtuosismo, en general, al redefinirlo mediante una suerte de tematización de la vagancia pero no como metodo y, desde el punto de vista del espacio, el hecho de que Madanes decida hacer una muestra la inhabilitaría (según Iglesias) a hablar sobre el sistema en el cual está inmerso. Dicho de otro modo, para Iglesias no existen las revoluciones…sólo las invasiones.

Prueba de que este blog es el único lugar en el que se hace crítica de arte en la Argentina es que Iglesias pasa por alto los billetes lavados de Woodgate (lavados por ese mismo agua que a Iglesias le preocupa tanto en su acepción política) . En la entrevista que se copia arriba, Woodgate me confesó que esos billetes lavados son una denuncia al lavado de dinero realizado por su propio galerista (Nahuel Vidal en Barro). No esta haciendo Woodgate exactamente lo mismo que Iglesias está acusando a Madanes de hacer? Tanto la una como la otra, tiran la piedra solo para esconder la mano y ambas se hacen las rebeldes cuando lo único que les interesa es que papi les diga a los amigos en el barrio que sus hijas son muy buenas chicas. La pregunta es entonces por qué todo esto es invisible para Claudio Iglesias? No será que ese tipo de doble discurso de chica que dice que es rebelde pero que en realidad no es más que una nena de papá es lo que le gusta al momento de elegir a Ines Katzenstein como ‘fuck buddy’?  J A T


LOVEARTNOTPEOPLE