El sexo de realidad virtual aterriza en Japón

El sexo de realidad virtual aterriza en Japón

Las innovaciones tecnológicas que estamos viviendo también están haciendo que el sexo empiece a presentar nuevas técnicas y formas para disfrutar del placer. Hace tiempo os hablamos de las nuevas técnicas de realidad virtual que ya empiezan a verse en el porno, todo gracias a la utilización de gafas virtuales. 

Y en Japón ya ha llegado el sexo por realidad virtual a través de robots de placer. Eso sí, de momento sólo para hombres. Se trata del traje de sexo a través de la realidad virtual, un completo pack que viene acompañado de un robot que da placer. En Japón los videojuegos eróticos son muy populares – y un mercado en constante expansión – y este traje está pensado para utilizarlo durante la experiencia de juego. Comprobadlo en el vídeo.

El kit del traje de sexo virtual tiene un precio aproximado de 400€, está agotado en la actualidad y sólo se puede adquirir en Japón. Consta de unas gafas de realidad virtual, un arnés para sujetar el traje ergonómico y para experimentar el placer con el roce del robot. Al robot se le debe colocar la protesis de pechos para que el jugador, utilizando los guantes, se entretenga jugando.

sexo_realidad_virtualJapón es uno de los mercados líderes en la producción de artilugios y juguetes eróticos de lo más curiosos. Géneros de cómic como el hentai y el anime erótico triunfan entre gran parte de la población, así como los videojuegos de contenido sexual. El traje de realidad virtual sólo se puede utilizar con juegos como Sexy Beach, desarrollado por la compañía Illusion. Hay otros títulos del mismo estilo enfocados a hombres, como Real Girlfriend y Love Girl. En todos ellos aparecen animaciones de mujeres ligeras de ropa que se desnudan y practican sexo con el jugador. 

sexo_realidad_virtual¿Crees que este tipo de técnica de ritual virtual llegará a Europa?

Imágenes: connecting singles, broadbands, steam community

El contenido de este post El sexo de realidad virtual aterriza en Japón es propiedad de Nosotras.

Nosotras