Kamasutra: El abrazo del panda

Kamasutra: El abrazo del panda

Dice el kamasutra que nuestra vida sexual es algo esencial en nuestro día a día, por ello, para no entrar en una rutina sexual que pueda estropear nuestra relación, debemos probar cosas nuevas cada vez que podamos, como puede ser la postura del abrazo del panda.

Para practicar esta postura llamada abrazo del panda, ambos miembros de la pareja deben estar totalmente tumbados frente a frente, con la particularidad de que deben estar los pies de uno contra la cabeza del otro. Es decir, la cabeza de ella debe quedar a la altura de los pies de él y la cabeza de él a la altura de los pies de ella. De esta forma se tendrá una perspectiva diferente del cuerpo de cada uno.

El-abrazo-del-panda_diaporama_550

Cuando ambas partes de la pareja está suficientemente excitadas y la vagina de la mujer está suficientemente lubricada, debe plegar las piernas alrededor de la cintura de su chico, poniendo una bajo el cuerpo del chico mientras que la otra la debe pasar como hemos dicho por encima de las caderas. De esta manera se pegarán ambos cuerpos y se podrá proceder a la penetración.

Una de las ventajas de practicar esta postura, tal y como hemos dicho antes, es que nos da una perspectiva diferente de ambos cuerpos. De esta manera, el hombre podrá tener una visión de la parte trasera de su chica, pudiendo disfrutar de las vistas del trasero y la vulva durante la penetración, algo que hace que se excite aún más, al mismo tiempo que tendrá las manos libres para poder acariciar cualquier parte del cuerpo de su chica. Lo mismo ocurre en el caso contrario, ya que la chica tendrá vistas del trasero y los testículos de su pareja mientras este la penetra, de modo que su excitación aumentará por momentos.

Imágenes: doctissimo/themalaymailonline

El contenido de este post Kamasutra: El abrazo del panda es propiedad de Nosotras.

Nosotras