Sexo, lesbianismo y un poquito de bondage

Hay un libro que describe con algo de cercanía lo que es una práctica sexual habitual y para muchos tremendamente placentera. Se llama “11 minutos” y es obra del escritor brasileño Paulo Coelho. En él, se describen los inicios y descubrimientos sexuales de una joven que, con el tiempo, comprende que quizá placer y dolor estén indisolublemente unidos. De ahí que al ver estas imágenes no dejemos de preguntarnos qué se siente al protagonizar una escena así.

Lesbianismo Violento

Para mucha gente, cualquier cosa que se salga de las prácticas sexuales ordinarias es algo descabellado, insensato incluso. En cambio, hay quien encuentra en el dolor un eje del placer diario: algo que muchos de nosotros hemos experimentado cuando nuestra pareja nos pellizca en salva sea la parte. Todo, según su medida, puede ser adaptado a lo que cada uno siente.

Lesbianismo Violento

Así, al ver a estas chicas disfrutar de una sesión de BDSM a uno le suceden dos cosas: por un lado piensa en el día después, cuando al levantarse noten el cuerpo dolorido, magullado, extremadamente estropeado. Por otro, uno no deja de pensar en cómo será ese placer, cuánto se podrá soportar, cuál es el límite y quién marca la pauta.

Lesbianismo Violento

Sea parafilia, placer o simple sexo, el dolor es algo inseparable del muchas prácticas sexuales, un espasmo de contrición que nos golpea y nos hace sonreír, que nos ata y nos maneja a nuestro antojo (siempre y cuando queramos disfrutar de esta forma).

Pero, sea cual sea nuestra opinión, no podemos por más que pensar en la bendita libertad sexual de la que disfrutamos, en la que las cadenas y las correas dejan de significar prohibición y esclavitud para terminar por convertirse en sinónimos de diversión, sexo a raudales y un montón de orgasmos.

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Lesbianismo Violento

Pornoaburrirse

Porno Gratis

Dejá un comentario