10 frases de amor para escribir en tarjetas románticas

Sorprende con un detalle romántico a tu pareja: escríbele una declaración de amor de lo más romántica en una tarjeta y dásela o envíasela para que así sienta esas palabras de amor manuscritas de una forma diferente a como se las hubieses dicho de viva voz. Te recomendamos 10 frases de amor para tarjetas románticas, para que no te falte inspiración.
Diario Femenino

IMAGINATE EL ABURRIMIENTO DE ESCRIBIR UN LIBRO SOBRE JULIANA AWADA

Screen Shot 2016-06-25 at 15.30.49

La industria editorial argentina tiene ejemplos de gente preocupada por lograr todo aquello que nada tiene que ver con la investigación y la literatura. Es como si el objetivo fuera ganar dinero como si en el mercado editorial argentino pudiera lograrse eso. Un ejemplo de futulidad materialista llevada al paroxismo del estío anti-espiritual es el libro que Franco Lindner acaba de escribir ni más ni menos que sobre nuestra Primera Dama, Juliana Awada. El mismo ha sido recientemente publicado por Editorial Planeta. No quiero ni imaginarme el aburrimiento que investigar y escribir mas de cien paginas sobre esta mujer puede conllevar.  En tal sentido, este libro deber ser entendido como una alegoria de intencionalidad que lleva la falta de autonomia del escritar al paroxismo.

Como era de esperar, los resultados de la investigación de Lindner sobre Awada pueden ser resumidos en un párrafo. Hija de inmigrantes incultos pero con mucha sed de dinero ‘caiga quien caiga’, una ambiciosa Juliana Awada, dotada de una belleza evidente sale al mundo a usar ese instrumento como puede. Awada seduce a hombres casados y busca escalar con esas relaciones. Con dinero, su única preocupación es la dignificación de ese dinero. Si bien esto puede ser considerado como una de sus fortalezas, en realidad, es un síntoma de su evidente debilidad la que queda en evidencia en el momento en la Usina del Arte con Michelle Obama en el que creyendo que habia llegado y, finalmente, con todas las cámaras, encendidas, apuntando hacia ella, tuvo que decir algo y ni siquiera lo pudo leer. Esto significa que Awada no puede ir de frente para usar su belleza, la que usa a modo de ‘hechizo’ privado. Por eso, un aburrido Macri la llama su ‘hechicera’.

Sin embargo, en el libro de Lindner, hay dos episodios que la pintan de cuerpo entero. El primero fue su casamiento con un falso conde al punto que alguien de la Embajada de Belgica decidiera aclarar el asunto al punto de amenazarlo con acciones legales por el uso indebido del título. En un país que queda tan lejos y en el que todo llega tarde y deformado, gente como el ex de Awada o Lili Siliecki quieren dar un paso más allá de su fortuna y sin formación o educación, lograr el fast track de la dignidad social: el título de nobleza. Que nos dice, el que haya estado tan involucrada con un mitómano de ella misma.

Segun Lindner, el padre de Awada era amigo personal de Menem y aprovechó ese contacto ‘musulmán’ para enriquecerse. Fue su hija quien uso esos contacto para escalar posiciones seduciendo. Es gracias a la indiscreción de Wally Diamante que sabemos que Awada conquista a Macri cuando todavía estaban con sus parejas anteriores. Awada se se vincula con mitómanos, nunca va de frente y seduce a quienes no se deberia secudir. Nuestra Primera Dama.

El episodio que, sin embargo, me parece my sintomático es el modo en el que se deshizo de alguien que odiaba por su inteligencia y elocuencia. Me refiero a Nancy Pazos quien está gorda y no se sabe vestir pero puede armar las oraciones y se hizo de la nada como Awada nunca podría. Según cuenta Lindner, de entrada Awada resintió la presencia e influencia de Pazos en Diego Santilli y convenció a Mauricio Macri para que la excluyeran de su círculo íntimo. Santilli hizo lo que su jefe político le pedía para terminar teniendo como trabajo el tener que ir, en nombre del Jefe de Gobierno Porteño a eventos con Analia Maiorana con la venia de Juliana Awada. Nancy Pazos no supo ver que no hay mal que por bien no venga, se resintió y engordó. Sin embargo, lo que demuestra esta anecdota es algo más profundo y es el modo en el que la mafia del amor plantea un modo especifico para que las mujeres de hombres poderosos ejerzan su influencia. Lo que Awada no puede tolerar es que una mujer actúe como un hombre o mejor dicho, tenga la autonomia de criterio que, evidentemente en una sociedad machista, se le permite tener a los hombres. Awada no solo es irrelevante en sus juegos palaciegos sino que atrasa y mucho. J A T

LOS ARTICULOS A LOS QUE HAGO REFERENCIA CON EXTRACTOS DEL LIBRO DE LINDNER SON LOS SIGUIENTES:

El pasado secreto de Juliana Awada

La pelea secreta entre Juliana Awada y Nancy Pazos

loveartnotpeople