Ingresa voluntariamente en prisión el joven condenado por el uso de una tarjeta falsa

fotonoticia_20160603192542_800_opt
image-384721

Agencias Alejandro Fernández, el joven de 24 años condenado por pagar 79 euros con una tarjeta falsa, ha entrado este martes voluntariamente en la cárcel de Albolote (Granada) después de que no hayan fructificado las vías para evitar el ingreso en prisión, así como la petición de indulto, que le ha sido denegada.

Acompañado por familiares, entre ellos sus padres, su pareja, su suegro y uno de sus hermanos, el joven ha entrado en el centro penitenciario pasadas las 19.00 horas, y ha insistido a los periodistas en que solo robó 79 euros a través de compras con la tarjeta clonada y que no hay nada que demuestre que se llevó más.

Alejandro Fernández fue condenado a cuatro años de cárcel por un delito de tenencia de tarjetas de crédito o débito destinadas a su tráfico, y a otro más por estafa.

El joven asegura que no tiene ningún otro antecedente

Asegura que no tiene ningún otro antecedente y cree que, si todo va bien, en unos seis meses podría obtener permisos, según le ha trasladado su abogado.

Su madre, visiblemente afectada, ha considerado una “injusticia” el ingreso en prisión de su hijo: “Me lo van a matar ahí dentro”, ha dicho.

El joven ya se había mostrado resignado a entrar en prisión, pero ha asegurado que seguirá “peleando desde dentro” para que se le reconozca que es una persona “rehabilitada” que ha rehecho su vida y que ahora tiene un trabajo estable como camarero, además de pareja.

Tanto la Fiscalía como la Audiencia Nacional emitieron el pasado 23 de septiembre informes desfavorables al indulto, en los que se ha basado el Gobierno para denegárselo.

La defensa recurrirá la negativa del Gobierno a conceder el indulto

Según ha explicado su abogado, Javier Gómez Rosales, antes de concederlo, el Ministerio de Justicia pide informes al Ministerio Fiscal y a la Audiencia Nacional que “no son vinculantes” y que en este caso han sido desfavorables.

El letrado critica que en esos informes ni la Fiscalía ni la Audiencia entren a analizar el caso de Alejandro, sino que “se limitan a tener en cuenta la naturaleza del delito”, que a su juicio no reviste tanta gravedad como para que se le deniegue.

Esos informes desfavorables fueron emitidos el 23 de septiembre de 2015, pero a él no le fueron comunicado hasta anoche, según el abogado, que recrimina también que no le hayan dado traslado oficial de la negativa del Gobierno a conceder el indulto a su cliente ni de los motivos que han llevado al Ejecutivo a tomar esa decisión.

Ha sido a última hora de la mañana de este martes cuando desde los juzgados han informado a su cliente de que puede recoger la comunicación oficial de que le ha sido denegado el indulto, ha explicado.

El abogado, que ha anunciado su intención de interponer un recurso poniendo de manifiesto la “falta de información”, dice que seguirá removiendo el caso para que Alejandro salga “lo antes posible de la cárcel”.

El letrado presentó recientemente un recurso en la Audiencia Nacional para pedir que se suspendiera la ejecución de la pena hasta que se resolviera el indulto que solicitó el pasado 7 de mayo de 2015 al Gobierno, que ya ha comunicado su negativa a concederlo basándose en los informes negativos que obran en la causa.

El joven fue condenado por un delito de tenencia de tarjetas de crédito o débito destinadas a su tráfico a cuatro años de cárcel, y a otro más por estafa.

La entrada Ingresa voluntariamente en prisión el joven condenado por el uso de una tarjeta falsa aparece primero en Valencia Noticias.

Valencia Noticias

Bilbao, detenida por estafar 9 mil euros usando la tarjeta bancaria de su casera

Agentes de la Ertzaintza de Bilbao  detuvieron ayer en esa ciudad a una mujer de 36 años acusada de un delito de estafa por apropiarse de nueve mil euros mediante extracciones fraudulentas con la tarjeta bancaria de la dueña de la casa donde vivía como inquilina.

La relación entre ambas personas se remonta al año 2014; durante los primeros  meses la ahora detenida trabajó en la casa como empleada de hogar. A mediados de 2015 dejó de trabajar pero pasó a ocupar una de las habitaciones de la casa en forma de alquiler. Según la denuncia recogida por la Ertzaintza, aprovechó alguna ocasión en la que ambas mujeres salieron juntas  a hacer alguna compra para memorizar el código secreto de la tarjeta bancaria de la dueña. Con posterioridad parece que la implicada aprovechaba las horas de madrugada en la que la víctima dormía para coger la tarjeta, salir a la calle, y realizar extracciones de dinero en cajeros bancarios.
De esa forma, desde agosto de 2015 realizó más de sesenta operaciones obteniendo así nueve mil euros. La víctima se dio cuenta del engaño cuando recientemente no pudo usar la tarjeta al haberse rebasado el límite de gasto. Tras recoger la denuncia de lo ocurrido, la Ertzaintza abrió una investigación con la que se pudieron  confirmar las primeras sospechas que recaían sobre la inquilina. La detención de esta mujer, que carece de antecedentes policiales ,  se produjo ayer por la tarde en Bilbao. Posteriormente fue puesta a disposición judicial.

Valencia Noticias