TARTA DE CHOCOLATE Y FRESA

Un exquisita tarta con masa quebrada de cacao y una excepcional ganache o trufa de fresa.  Muy primaveral y si ponemos en el fondo  de la tartaleta mermelada de fresa casera es ya una pura delicia. Aprovechad ahora que las fresas están en su temporada.  Aunque la verdad es que este año, qué poquito sabor tienen, al menos todas las que he ido comprando.  Eso sí hermosas y muy rojas, pero sosas, sosas, sosas… Con ellas el chocolate hace maravillas.    

 

TARTA DE CHOCOLATE Y FRESA

Ingredientes principales.
Para la masa quebrada de cacao:
180 gr. de  harina
100 gr. de  mantequilla
80 gr. de azúcar
1 huevo
25 de cacao puro en polvo
un pellizco de sal
Para la trufa de chocolate y fresa:
150 gr. de puré de fresa
50 gr. de azúcar
75 gr. de nata de líquida 35 % M.G.
180 gr.d e cobertura con leche
130 gr. de cobertura negra 
Para el relleno y adorno:
100 gr de mermelada de fresa (mejor casera)
alguna fresa fresca, motivos de chocolate blanco…etc.


Preparación: Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar, el huevo, la harina, el cacao y la sal.  Amasar lo justo para que se forme una bola y dejar reposar en frío bien tapada durante media hora.  Transcurrido el tiempo, estirar la masa a 3,5 mm de grosor y forrar un molde de 20 cm de diámetro y 3 cm de altura, debidamente engrasado.  Dejar en el congelador al menos media hora o hasta el día siguiente.  Cuando la vayamos a cocer en blanco, colocar encima un papel de horno y unos garbanzos crudos. Cocer en el horno a 180 º C durante 20 minutos, sacar del horno y reservar. Elaborar la trufa de chocolate y fresa. Calentar en un cazo la nata y añadir las dos coberturas de chocolate.  Dejar que se fundan a fuego muy suave para que no se queme y cuando estén fundidas retirar, mover bien con varillas y añadir el puré de fresas. Mezclar muy bien y dejar reposar un rato,  hasta que quede templadita:  Poner en la base de la tarta una fina capa de mermelada de fresa y agregar con cuidado la trufa de chocolate y fresa.  Dejar reposar en la nevera la menos dos horas o hasta el día siguiente.  Antes de servir adornar al gusto

MIL POSTRES